ADAL EL HIPPIE VIEJO
Escudo Peronista Pictures, Images and Photos
HISTÓRICO -Octubre 2011-: con Cristina vamos por el tercer gobierno peronista consecutivo.

21 mar. 2009

Cuento de una noche de Verano



Sé que está muy cansada
por lo tanto
quédese así, acostada
con mucha ternura
le haré unos suaves masajes en la espalda
en los omóplatos
en los brazos
le contaré las vertebras
viajaré por sus cervicales
dorsales y
lumbares
hasta llegar al coxis
haciendo una pequeña presión en cada una de ellas
mis manos serán caricias...

jugaré con su pelo
también mis manos rozarán sus sienes
le aseguro que se relajará y prontamente
entrará en sueño.

También,
muy suavemente le hablaré al oído
diciéndolo lo bella que es
y cuanto la quiero.
¿le gusta?
Bueno, me alegro.

Permítame también contarle un cuento
así se duerme pronto
lo haré con voz apenas audible
como un susurro para Usted
¿que le parece?
usted es mi pequeña Dulce Niña



había una vez un soldado que...

...después de haber cumplido su servicio durante veinticinco años, pidió ser licenciado y se fue a correr mundo.

Anduvo algún tiempo, y se encontró a un pobre que le pidió limosna.

El soldado tenía sólo tres galletas y dio una al mendigo, quedándose él con dos.

Siguió su camino, y a poco tropezó con otro pobre que también le pidió limosna saludándolo humildemente. El soldado repartió con él su provisión, dándole una galleta y quedándose él con la última.

Llevaba andando un buen rato cuando se encontró a un tercer mendigo.

Era un anciano de pelo blanco como la nieve, que también lo saludó humildemente pidiéndole limosna. El soldado sacó su última galleta y reflexionó así:
«Si le doy la galleta entera me quedaré sin provisiones; pero si le doy la mitad y encuentra a los otros dos pobres, al ver que a ellos les he dado una galleta entera a cada uno se podrá ofender. Será mejor que le dé la galleta entera; yo me podré pasar sin ella.»

Le dio su última galleta, quedándose sin provisiones.

Entonces el anciano le preguntó:
-Dime, hijo mío, ¿qué deseas y qué necesitas?
-Dios te bendiga -le contestó el soldado-. ¿Qué quieres que te pida a ti, abuelito, si eres tan pobre que nada puedes ofrecerme?
-No hagas caso de mi miseria y dime lo que deseas; quizá pueda recompensarte por tu buen corazón.
-No necesito nada; pero si tienes una baraja, dámela como recuerdo tuyo.

El anciano sacó de su bolsillo una baraja y se la dio al soldado, diciendo:
-Tómala, y puedes estar seguro de que, juegues con quien juegues, siempre ganarás. Aquí tienes también una alforja; a quien encuentres en el camino, sea persona, sea animal o sea cosa, si la abres y dices: «Entra aquí», en seguida se meterá en ella.
-Muchas gracias -le dijo el soldado.
Y sin dar importancia a lo que el anciano le había dicho, tomó la baraja y la alforja y siguió su camino.


Después de andar bastante tiempo llegó a la orilla de un lago y vio en él tres gansos que estaban nadando. Se le ocurrió al soldado ensayar su alforja; la abrió y exclamó:
-¡Ea, gansos, entren aquí!
Apenas tuvo tiempo de pronunciar estas palabras cuando, con gran asombro suyo, los gansos volaron hacia él y entraron en la alforja.

El soldado la ató, se la puso al hombro y siguió su camino.


Anduvo, anduvo y al fin llegó a una gran ciudad desconocida. Entró en una taberna y dijo al tabernero:
-Oye, toma este ganso y ásamelo para cenar; por este otro me darás pan y una buena copa de aguardiente, y este tercero te lo doy a ti en pago de tu trabajo.

Se sentó a la mesa y, una vez lista la cena, se puso a comer, bebiéndose el aguardiente y comiéndose el sabroso ganso. Conforme cenaba, se le ocurrió mirar por la ventana y vio cerca de la taberna un magnífico palacio que tenía rotos todos los cristales de las ventanas.

-Dime -preguntó al tabernero-, ¿qué palacio es ése y por qué se halla abandonado?
-Ya hace tiempo -le dijo éste- que nuestro zar hizo construir ese palacio, pero le fue imposible establecerse en él. Hace ya diez años que está abandonado, porque los diablos lo han tomado por residencia y echan de él a todo el que entra. Apenas llega la noche se reúnen allí a bailar, alborotar y jugar a los naipes.

El soldado, sin pararse a pensar en nada, se dirigió al palacio, se presentó ante el zar, y haciendo un saludo militar, le dijo así:
-¡Majestad! Perdóname mi audacia por venir a verte sin ser llamado. Quisiera que me dieses permiso para pasar una noche en tu palacio abandonado.
-¡Tú estás loco! Se han presentado ya muchos hombres audaces y valientes pidiéndome lo mismo; a todos les di permiso, pero ninguno de ellos ha vuelto vivo.
-El soldado ruso ni se ahoga en el agua ni se quema en el fuego -contestó el soldado-. He servido a Dios y al zar veinticinco años y no me he muerto. ¿Crees que ahora me voy a morir en una sola noche?
-Pero te advierto que siempre que ha entrado al anochecer un hombre vivo, a la mañana siguiente sólo se han encontrado los huesos -contestó el zar.


El soldado persistió en su deseo, rogando al zar que le diese permiso para pasar la noche en el palacio abandonado.
-Bueno -dijo al fin el zar-. Ve allí si quieres; pero no podrás decir que ignoras la muerte que te espera.


Se fue el soldado al palacio abandonado, y una vez allí se instaló en la gran sala, se quitó la mochila y el sable, puso la primera en un rincón y colgó el sable de un clavo. Se sentó a la mesa, sacó la tabaquera, llenó la pipa, la encendió y se puso a fumar tranquilamente.


A las doce de la noche acudieron, no se sabe de dónde, una cantidad tan grande de diablos que no era posible contarlos. Empezaron a gritar, a bailar y alborotar, armando una algarabía infernal.
-¡Hola, soldado! ¿Estás tú también aquí? -gritaron al ver a éste-. ¿Para qué has venido? ¿Acaso quieres jugar a los naipes con nosotros?
-¿Por qué no he de querer? -repuso el soldado-. Ahora que con una condición: hemos de jugar con mi baraja, porque no tengo fe en la de ustedes.


En seguida sacó su baraja y empezó a repartir las cartas.

Jugaron un juego y el soldado ganó; la segunda vez ocurrió lo mismo. A pesar de todas las astucias que inventaban los diablos, perdieron todo el dinero que tenían, y el soldado iba recogiéndolo tranquilamente.

-Espera, amigo -le dijeron los diablos-; tenemos una reserva de cincuenta arrobas de plata y cuarenta de oro: vamos a jugar esa plata y ese oro.

Mandaron a un diablejo para que les trajese los sacos de la reserva y continuaron jugando. El soldado seguía ganando, y el pequeño diablejo, después de traer todos los sacos de plata, se cansó tanto que, con el aliento perdido, suplicó al viejo diablo calvo:
-Permíteme descansar un ratito.
-¡Nada de descanso, perezoso! ¡Tráenos en seguida los sacos de oro!
El diablejo, asustado, corrió a todo correr y siguió trayendo los sacos de oro, que pronto se amontonaron en un rincón. Pero el resultado fue el mismo: el soldado seguía ganando.


Los diablos, a quienes no agradaba separarse de su dinero, derribaron la mesa a patadas y atacaron al soldado, rugiendo a coro:
-Despedácenlo, despedácenlo.
Pero el soldado, sin turbarse, cogió su alforja, la abrió y preguntó:
-¿Saben qué es esto?
-Una alforja -le contestaron los diablos.
-¡Pues entren todos aquí!
Apenas pronunció estas palabras, todos los diablos en pelotón se precipitaron en la alforja, llenándola por completo, apretados unos a otros. El soldado la ató lo más fuerte posible con una cuerda, la colgó de la pared, y luego, echándose sobre los sacos de dinero, se durmió profundamente sin despertar hasta la mañana.


Muy temprano, el zar dijo a sus servidores:
-Vayan a ver lo que le ha sucedido al soldado, y si se ha muerto, recojan sus huesos.


Los servidores llegaron al palacio y vieron con asombro al soldado paseándose contentísimo por las salas fumando su pipa.

-¡Hola, amigo! Ya no esperábamos verte vivo. ¿Qué tal has pasado la noche? ¿Cómo te las has arreglado con los diablos?
-¡Valientes personajes son esos diablos! ¡Miren cuánto oro y cuánta plata les he ganado a los naipes!

Los servidores del zar se quedaron asombrados y no se atrevían a creer lo que veían sus ojos.

-Se han quedado todos con la boca abierta -siguió diciendo el soldado-. Envíenme pronto dos herreros y díganles que traigan con ellos el yunque y los martillos.


Cuando llegaron los herreros trayendo consigo el yunque y los martillos de batir, les dijo el soldado:
-Descuelguen esa alforja de la pared y den buenos golpes sobre ella.
Los herreros se pusieron a descolgar la alforja y hablaron entre ellos:
-¡Dios mío, cuánto pesa! ¡Parece como si estuviera llena de diablos!
Y éstos exclamaron desde dentro:
-Somos nosotros, queridos amigos.

Colocaron el yunque con la alforja encima y se pusieron a golpear sobre ella con los martillos como si estuviesen batiendo hierro. Los diablos, no pudiendo soportar el dolor, llenos de espanto, gritaron con todas sus fuerzas:
-¡Gracias, gracias, soldado! ¡Déjanos libres! ¡Nunca te olvidaremos y ningún diablo entrará jamás en este palacio ni se acercará a él en cien leguas a la redonda!


El soldado ordenó a los herreros que cesasen de golpear, y apenas desató la alforja los diablos echaron a correr sin siquiera mirar atrás; en un abrir y cerrar de ojos desaparecieron del palacio.

Pero no todos tuvieron la suerte de escapar: el soldado detuvo, como prisionero en rehenes, a un diablo cojo que no pudo correr como los demás.

Cuando anunciaron al zar las hazañas del soldado, lo hizo venir a su presencia, lo alabó mucho y lo dejó vivir en el palacio.

Desde entonces el valiente soldado empezó a gozar de la vida, porque todo lo tenía en abundancia: los bolsillos rebosando dinero, el respeto y consideración de toda la gente, que cuando se lo encontraban le hacían reverencias respetuosas, y el cariño de su zar.


Se puso tan contento que quiso casarse.

Buscó novia, celebraron la boda y, para colmo de bienes, obtuvo de Dios la gracia de tener un hijo al año de su matrimonio.

Poco tiempo después se puso enfermo el niño y nadie lograba curarlo. Cuantos médicos y curanderos lo visitaban no conseguían ninguna mejoría. Entonces el soldado se acordó del diablo cojo; trajo la alforja donde lo tenía encerrado y le preguntó:
-¿Estás vivo, Diablo?
-Sí, estoy vivo. ¿Qué deseas, señor mío?
-Se ha puesto enfermo mi hijo y no sé qué hacer con él. Quizá tú sepas cómo curarlo.
-Sí sé. Pero ante todo déjame salir de la alforja.
-¿Y si me engañas y te escapas?
El diablo cojo le juró que ni siquiera un momento había tenido esa idea, y el soldado, desatando la alforja, puso en libertad a su prisionero.

El diablo, recobrando su libertad, sacó un vaso de su bolsillo, lo llenó de agua de la fuente, lo colocó a la cabecera de la cama donde estaba tendido el niño enfermo y dijo al padre:
-Ven aquí, amigo, mira el agua.
El soldado miró el agua, y el diablo le preguntó:
-¿Qué ves?
-Veo la Muerte.
-¿Dónde se halla?
-A los pies de mi hijo.
-Está bien. Si está a los pies, quiere decir que el enfermo se curará. Si hubiese estado a la cabecera, se hubiese muerto sin remedio. Ahora toma el vaso y rocía al enfermo.
El soldado roció al niño con el agua, y al instante se le quitó la enfermedad.
-Gracias -dijo el soldado al diablo cojo, y le dejó libre, guardando sólo el vaso.


Desde aquel día se hizo curandero, dedicándose a curar a los boyardos y a los generales.

No se tomaba más trabajo que el de mirar en el vaso, y en seguida podía decir con la mayor seguridad cuál de los enfermos moriría y cuál viviría.


Así transcurrieron unos cuantos años, cuando un día se puso enfermo el zar.

Llamaron al soldado, y éste, llenando el vaso con agua de la fuente, lo colocó a la cabecera del lecho, miró el agua y vio con horror que la Muerte estaba, como un centinela, sentada a la cabecera del enfermo.

-¡Majestad! -le dijo el soldado-. Nadie podrá devolverte la salud. Sólo te quedan tres horas de vida.

Al oír estas palabras el zar se encolerizó y gritó con rabia:
-¿Cómo? Tú que has curado a mis boyardos y a mis generales, ¿no quieres curarme a mí, que soy tu soberano? ¿Acaso soy yo de peor casta o indigno de tu favor? Si no me curas daré orden para que te ejecuten una hora después de mi muerte.

El soldado se encontró perplejo ante este problema y se puso a suplicar a la Muerte, diciendo:
-Dale al zar la vida y toma en cambio la mía, porque si de todos modos he de perecer, prefiero morir por tu mano a ser ejecutado por la del verdugo.

Miró otra vez en el vaso y vio que la Muerte le hacía una señal de aprobación y se colocaba a los pies del zar.
El soldado roció al enfermo, y éste en seguida recobró la salud y se levantó de la cama.

-Oye, Muerte -dijo el soldado-, dame tres horas de plazo; necesito volver a casa para despedirme de mi mujer y de mi hijo.
-Está bien -contestó la Muerte.


El soldado se fue a su casa, se acostó y se puso muy enfermo. La Muerte no tardó en llegar y en colocarse a la cabecera de su cama, diciéndole:
-Despídete pronto de los tuyos, porque ya no te quedan más que tres minutos de vida.

El soldado extendió un brazo, descolgó de la pared la alforja, la abrió y preguntó:
-¿Qué es esto?
La Muerte le contestó:
-Una alforja.
-Es verdad; pues entra aquí.
Y la Muerte en un instante se encontró metida en la alforja.


El soldado sintió tan grande alivio que saltó de la cama, ató fuertemente la alforja, se la colgó al hombro y se encaminó a los espesos bosques de Briauskie.

Llegó allí, colgó la alforja en la cima de un álamo y se volvió contento a su casa.

Desde entonces ya no se moría la gente.
Nacían y nacían, pero ninguno se moría.

Así transcurrieron muchos años, sin que el soldado descolgase la alforja del álamo.


Una vez que paseaba por la ciudad tropezó con una anciana tan vieja y decrépita, que se caía al suelo a cada soplo del viento.
-¡Dios de mi alma, qué vieja eres! -exclamó el soldado-. ¡Ya es tiempo de que te mueras!
-Sí, hijo mío -le contestó la anciana-. Cuando hiciste prisionera a la Muerte sólo me quedaba una hora de vida. Tengo gran deseo de descansar; pero ¿cómo he de hacer? Sin la muerte la tierra no me admite para que descanse en sus profundidades. Dios te castigará por ello, pues son muchos los seres humanos que están sufriendo como yo en este mundo por tu causa.

El soldado se quedó pensativo: «Se ve que es necesario libertar a la Muerte aunque me mate a mí -pensó-. ¡Soy un gran pecador!»

Se despidió de los suyos y se dirigió a los bosques de Briauskie.

Llegó allí, se acercó al álamo y vio la alforja colgada en lo alto del árbol, balanceada por el viento.
-Oye, Muerte, ¿estás viva? -preguntó el soldado.
La Muerte le contestó con una voz apenas perceptible:
-Estoy viva, amigo.
El soldado descolgó la alforja, la desató y la abrió, dejando libre a la Muerte, a la que suplicó que lo matase lo más pronto posible para sufrir poco; pero la Muerte, sin hacerle caso, echó a correr y en un instante desapareció.


Y el soldado vivio largo tiempo gozando de gran felicidad... pero cansado ya de vivir, y de que todas las personas a las que queria le dejasen, fue caminando hasta el infierno, los diablos reconocieron el saco que portaba y no le dejaron entrar, asi que el les amenazó y estos accedienron a decirle donde quedaba el cielo, y a darle 50 almas.

El soldado llego al cielo y entrego las 50 almas a cambio de poder entrar, pero no le dejaron... Asi que el soldado dio el saco a una de las almas y le dijo:
-Recuerda que te he salvado, cuando estes dentro grita mi nombre y asi yo aparecere en el saco.
Pero como las almas al entrar en el cielo olvidan, olvido esta lo que el soldado le dijo...

Y se cree que aún anda por el mundo el soldado...



¿Le gustó el cuento??
bueno, me alegro que le haya gustado.
Creo que nadie quiere vivir para siempre, no?

ahhh,
el cuento se llama
"El soldado y la muerte"
y es de un autor ruso llamado
Alekandr Nikoalevich Afanasiev
que vivió en el siglo 19 y es considerado
uno de los mayores folcloristas rusos
de la época.

Ahora si,
duérmase tranquila mi Pequeña Niña
me quedaré observándola un largo rato...

después construiré mariposas de viento
para que una suave brisa
la envuelva con frescor
en esta noche ardiente de Verano

Adal


Contacto

elsobreviviente57@gmail.com


adalbertoesdeboca@hotmail.com



Muchas gracias por hacer un alto aquí y leerme



46 comentarios:

SAFIRO dijo...

Es un cuento precioso!
Me encantan los cuentos rusos, también me gustá la música que pusiste y las mariposas de viento,
además, me siento muy, pero muy cansada...Adal,¿cómo es que empezaba ésta entrada? Ah! si, ya recuerdo...

Pasé un hermoso momento! gracias por ello.

Que pases un buenísimo fin de semana!

Abrazo y beso.

fgiucich dijo...

Amigo mío, me alegro que los zares de la telefonía le hayan solucionado sus problemas comunicacionales y nos pueda regalar tan hermoso cuento. Debo, además felicitarlo porque su Boquita (tan suyo como la del amigo Pierino) ha resurgido de las cenizas, aunque de Asunción se vino con un regalito de un árbitro chileno poco capacitado. Pero no importa, la entrada del siempre vigente Palermo y del "que juega cuando quiere" Palacios les dió un poco de aire. De Román no hablemos porque está muy ocupado desafiando al dios de los dioses. Le dejo un abrazo.

Cecy dijo...

Que alegria encontrarte.
Que alegria poder dejar unas palabras amigo.
Hermoso cuento, me gustan los cuentos.
Espero que estes bien.
Vamos boquita!!!!!


Besos.

RECOMENZAR dijo...

Hola Primero te cuento voto por River sigo siendo fanaticamente fanatica.sin acentos te escribo desde el laptop
Hermoso lo que escribiste las letras se mezclan con el escrito de una manera tan solo tuya poeta argentino Feliz de verte tan seguido en mi blog...Te dejo beso y un poco de agua Recien termino de andar en mi pasion que no es un hombre es mi kayak
besoooo.

Patricia dijo...

Espero q ese soldado no se llame "capitalismo"

Patricia dijo...

FERNANDO FISCHER
INTENDENTE DE AMSTRONG

Fue medico forense policial en plena Dictadura. Cierra la municipalidad para apoyar piquetes, es dueño de campos y vive en una lujosa mansión, su intendencia es la número uno en trabajadores en negro.
..........

ARGENTINA, BUENOS AIRES: OPINIÓN - LA PREGUNTA: FERNANDO FISCHER, INTENDENTE DE ARMSTRONG, ¿ESTÁ ACOSANDO A LA PRESIDENTA DE LOS ARGENTINOS?, POR LA PROF. MARÍA CRISTINA SABORIDO.

La persigue, la molesta, la agrede verbalmente, la desacredita.
La estigmatiza, la descalifica, la hostiga, se burla socarronamente de ella y la expone a la burla y al escarnio.
No lo hace solo.

Cuenta con el apoyo de Eduardo Buzzi y de quienes se hicieron conocidos por chantajear al pueblo, por extorsionarlo y por amenazarlo con el desabastecimiento y el aislamiento.

Todo un País es testigo de lo que sucede porque los Medios de comunicación se encargan de difundir los actos y los hechos y las palabras y las burlas y las descalificaciones y las desacreditaciones y los hostigamientos que estos perversos descargan sobre una mujer que resulta ser la elegida por el pueblo.

Pero nadie menciona el hecho, o se hacen los boludos o les tienen miedo a estos perversos que descaradamente se burlan en la cara del pueblo valiéndose de los medios serviles a sus fines para insistir en la campaña de violencia y hostigamiento a la figura presidencial anunciando en primera plana que quien ejerce el PODER EJECUTIVO va a ser expuesta, sometida a burla y desconsideración por parte de un canalla que tiene además la inmoralidad de identificarse como el ideólogo de este acto que ROZA LOS LÍMITES DE LA INSTITUCIONALIDAD.

Porque quien ha de ser crucificada, en presencia de un pueblo timorato y silencioso que no reacciona ante estos discriminadores y hostigadores que solo saben de degradar y humillar para lograr sus maléficos objetivos, es una mujer que, por el hecho de serlo, debe sufrir la VIOLENCIA de estos parásitos que solo saben vivir chupando la sangre del pueblo.

Según parece, este País aún no aprendió de sus errores y parece haber olvidado que 30.000 compañeros están desaparecidos por iguales a estos crápulas que se permitirán mofarse de las Instituciones sacando los tanques a la calle, pateando el trasero a los presidentes constitucionales, desapareciendo al pueblo trabajador….

¿Es que acaso ya nos olvidamos de los carteles con el rostro de los compañeros que eran BUSCADOS por estos violentos que, a la hora de rendir cuentas por sus hechos, solo saben llorar como maricones?

Este violento provocador malandrín de cuarta y conspirador es el mismo que (mientras la vieja Mirtha Legrand le prestaba el micrófono a Alfredo de Angeli para que alentara a la conspiración contra la Patria y las Instituciones) arengaba a los ruralistas con la frase de Leopoldo Fortunato Galtieri: "SI QUIEREN VENIR QUE VENGAN…"

El mismo que, al no poder aumentar el impuesto inmobiliario y rural, mandó al frente a los ruralistas de su pueblo afirmando que, en Armstrong, tienen campos de 17.000 dólares la hectárea y los ruralistas pagan un impuesto irrisorio.

El mismo que, entre 1975 y 1983, actuara como médico policial forense.

El mismo que autoritariamente cerró la Municipalidad para ir a apoyar a los piquetes de la abundancia.

El mismo que no respeta los derechos laborales y sociales de los trabajadores municipales.

El mismo que tiene campos y que habita una lujosa mansión que, por sus características, es conocida como "La Rosadita".

El mismo que gobierna una Intendencia que es primera en número de trabajadores en negro.

Este mafioso con nombre y apellido que se burla de las Instituciones y se burla del pueblo, al burlarse de quien ejerce el mandato entregado por el pueblo, va a divertirse a costa de todos nosotros con una caricatura de la Presidenta de los Argentinos.

Y yo no me voy a quedar de brazos cruzados.

Ni me voy a silenciar la lengua para permitir este atropello que LA JUSTICIA (de existir en este País de OLVIDADOS Y DESMEMORIADOS) debiera evitar.

Porque si la JUSTICIA existiera, inmediatamente actuaría ante el acoso y ante la discriminación y ante el atropello y ante la desvalorización de la figura de la PRESIDENTA DE LOS ARGENTINOS.

Discriminada, apretada, acosada, injuriada, desvalorizada, ninguneada, presionada ¿Para impedir y restringir el ejercicio del cargo de Presidenta de la Nación ?

¿Hasta cuándo las mujeres que participamos en política seremos receptoras de comportamientos hostiles por parte de estos rufianes discriminadores devotos y fieles seguidores de la CULTURA DEL SOMETIMIENTO?

EN REPUDIO AL ACOSO POLÍTICO Y ACTO DISCRIMINATORIO DE FERNANDO FISCHER, INTENDENTE DE ARMSTRONG, en contra de las mujeres en la persona de la mujer que gobierna.

zel dijo...

Adal, amigo, este cuento lo habré contado una docena de veces a mis niños, siempre se lo pasan bien...que será que los cuentos casis siempre tienen versiones universales?

Besos, amigo, me vuelves loquita con los comentarios, jejeje, ahora sí, ahora no, ahora sí....

cieloazzul dijo...

Que cuento más lindo y atrapante!!!
es un placer leerte siempre querido amigo!!!
miles de besos para ti:)

DaliaNegra dijo...

Me he sentido como una niña a la que le cuentan un cuento antes de dormir:) Gracias,Adal,un beso***

Colo dijo...

Qué cuento tan especial y sobre todo la introducción que haces antes del relato...

Sos re dulce amigo!

Un besote

El Hippie Viejo dijo...

Amigos

Desde un ciber les digo que
OTRA VEZ TELÉFONICA DE ARGENTINA
ME DEJÓ SIN SERVICIO.

VOLVERÉ CUANDO "ELLOS" QUIERAN!

lOS SALUDO CON AFECTO EN ESTE DÍA TAN ESPECIAL
DONDE DEBEMOS TENER MÁS MEMORIA QUE NUNCA!

SEGUIMOS PIDIENDO JUSTICIA!

Adal

Anónimo dijo...

La Corte Suprema de Justicia dejó firme la condena a reclusión perpetua contra el ex represor Miguel Etchecolatz por "genocidio" cometido durante la última dictadura, ratificando que cometen delitos de lesa humanidad deben cumplir la pena en cárcel común, independientemente de la edad del represor. La noticia fue difundida hoy, en el 33º Aniversario del último golpe de Estado en la Argentina, aunque el fallo de la Corte fue firmado el pasado 17 de febrero.

El juez Carlos Rozanski, quien presidió el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata que juzgó a Etchecolatz, confirmó la decisión de la Corte y la consideró "un cambio de paradigma, una bisagra", enfatizando que "es la primera vez en el mundo que queda firme una sentencia dictada por un Tribunal del país donde se cometió el genocidio".

"La figura de genocida no había sido mencionada en ningún país del mundo por un propio Tribunal del Estado donde se cometió ese genocidio", remarcó Rozanski. "La sentencia quedó firme, técnicamente es cosa juzgada", destacó.

Los jueces del máximo tribunal rechazaron "por insustancial el recurso extraordinario" que plantearon los abogados de Etchecolatz, Luis Eduardo Boffi Carri Pérez y Adolfo Casabal Elía. Los jueces ratificaron que los planteos de Etchecolatz, en el sentido de que se lo había juzgado dos veces por un mismo delito y que los hechos estaban prescriptos, "ya han merecido el rechazo de esta Corte en los fallos Arancibia Clavel y Simón".
Enrique Lautaro Arancibia Clavel fue condenado a perpetua por el asesinato en la Argentina del general chileno Carlos Prats, y la Corte ratificó esa sentencia el 24 de agosto de 2004. En el caso de Julio Simón, alias "El turco Julián", la Corte fue más allá y anuló las leyes de impunidad sancionadas durante los gobiernos de Raúl Alfonsín y Carlos Menem.
En su decisión, la Corte confirmó el fallo del Tribunal Oral Federal número 1 de La Plata, dictado el 19 de septiembre de 2006. El fallo de la Corte fue firmado por los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Enrique Petracchi, Juan Carlos Maqueda, Raúl Zaffaroni y Carmen Argibay, en este último caso con sus propios fundamentos.

besotes Titi
"la suiza"

Carla dijo...

Me encanto la poesia, maravillosa.
El cuento es perfecto, me encanto!

BETTINA PERRONI dijo...

El primero, excelente, que manera de despertar y imaginaciòn y hacer sentir bien con tal solo leer.

El segundo, buen cuento Adal, siempre encuentra uno buenas lecciones de vida en ellos.

Un gusto pasar por acà a saludar y dejarse llevar por la siempre compañìa de las letras.


Un fuerte abrazo, esperando que estè muy bien.
:)

Campanita de BarZaires dijo...

Adal, aqui me has tenido con los ojos comoplatos escuchandote, porque me parecía como si me lo estuvieras contando, me encantan los cuentos, y cuando era pequeña, me acuerdo que tenía cuentos de todos los paises, cada uno tenía su estilo y aún los conservo, y me siguen gustanod leerlos de vez en cuando.
Gracias Adal por este regalo. Un beso enorme desde el otro lado del mundo.

Metis dijo...

hola adal amigo. siento no tener tanto tiempo como antes para poder seguir tus escritos, aun asi querria mandarte un fuerte abrazo y deseando que la vida te vaya bien.

un beso.

Alvarez dijo...

Gracias Adal, un fuerte abrazo.

MAR dijo...

A mi me gusto mucho el masaje, me faltarón el vino y los chocolates jijijij.
Besos para ti.
mar

Mila y Laura dijo...

Querido Hippy o amigo blogger, nos hace muy feliz recibirte en nuestro modesto espacio, porque entre otras muchas cualidades tienes la de ser un espíritu inquieto y reflexivo, un filósofo del universo y un corazón amplio como el horizonte que despunta en tu mirada.
Este cuento ruso no lo conocíamos, gracias por compartirlo y aportar Luz a este "mar de oscuridad" de lo cotidiano.
Te mandamos besos multicolores.

ade dijo...

- Sabés Adal, trato de hacer memoria y estoy segura que nunca nadie me conto un cuento para que duerma soñando. sera por eso que a mis hijos cuando eran pequeños todos los dias les leia o les contaba uno. Que hermoso cuento y que versos bellisimos. Un abrazo. Ade

Mar dijo...

Me lo llevo. Esta noche necesitaba un cuento y mariposas.
No lo sabías. No lo imaginabas.
No llegué antes.

Es que debía ser hoy. Suena a tibieza.
Suena a dulzura con moraleja.

Suena a la bella persona que eres.

Gracias.
.
.
.
.


¿Otra vez Telefónica?

Jo!

Un abrazo con el alma, querido Hippie

marycarmen dijo...

Conocía este relato!
hermoso y muy bien colcoado como post con excelente acompañamiento musical-.

Gracias por comaprtir tal.

Te invito a apasar por mis blogs y retirar lso regalso dejados en ellso.

un cariño
un sonar de guitarra
una rosa
mi paz
marycarmen
www.walktohorizon.blogspot.com

así me conoces en foto
y de ahí a mis otros blogs

MonikaMDQ dijo...

Amigo Adal!!
Impresionante el cuento, me gustó mucho, muchísimo.

Lamento que los de telefónica te dejaran sin internet, ojalá pronto recuperes tu conexión!!

Respecto a la encuesta comentarte que acabo de participar y no puede ser que las galli... cof cof la gente de river vaya ganando votando a ese equipo ajajaja

Pero no lo digo de mala, sino de asombro, no quiero pelearme con tus lectores jajaa

Te dejo un besote grande amigo, y como ves estoy de vuelta en el ruedo bloggeril

Nos leemos! :)

Rembrandt dijo...

Querido Adal,
lindisimo cuento y bellísimas tus palabras ,que dulzura!!!!

Después de una semana agotadora , este viernes a la noche voy a solicitar unos masajes como los suyos mientras me dicen al oído todo lo que me quieren.
Uhmmmm puedo imaginarme una noche muy especial, pero eso mejor me lo reservo, sabrá comprender , verdad???

Otra vez sin internet???
Que bajón , espero se arregle pronto, caso contrario deberías ir pensando en otra empresa, me parece.

Te beso querido amigo y que estés muy bien

CEL dijo...

Amigo Adalberto, una gran alegría recibirte otra vez en mi casa, que esta casi cerrada.
Hermoso cuento, me voy a dormir como las niñas con un cuento explicado con ternura.

Un fuerte abrazo.

Natasha dijo...

Un saludo mi querido Hippie viejo, para decirte que a pesar de mi silencio no te olvido, te tengo presente en tus palabras, siempre tan especiales para mí...

Me ha dado mucho placer leerte...

Feliz finde y besos cálidos para Adal

MonikaMDQ dijo...

Adal!!
Claro, ahora que me mencionás ese lugar Atalaya, siiii lo conozco porque mi hermana y cuñado cuando vienen a Mardel cuentan que hicieron parada por ahi!! Tenes razón!!

Y bue, acá no habrá mediaslunas pero hay unos alfajores de dulce de leche que son lo mas!! jejeje

besotes amigo!!
PD; mientras escribo miro el partido, ya metió un golcito Messi!!!

Yayo Salva dijo...

Sí, es un cuento precioso con moraleja.
Un abrazo.

IGNACIO dijo...

Amigo no dudaría en ningún momento,a que no hubiese amada, que se resistiera a tan grato recorrido por su espalda, yo no hubiese terminado el cuento...
Mitad hoy mitad mañana doble ración de masaje.

Abrazos.

Gallina de Alma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gallina de Alma dijo...

Te voté hace un año y a pesar de algunos desaciertos te sigo apoyando. Considero que son muchísimos más los aciertos. Creo en vos.

Adal, espero publiques el listado de los inmensos aciertos... sos bostero mentiroso (una obviedad)

Se terminó la ERA DE HIELO.

zé lérias (o. carvalho) dijo...

Adal:
Muchas gracias por tu visita.
Tienes razón, fué una lastima.
Es verdad, Portugal esta fuera de Africa del Sur lamentablement.
Solo un milagro lo puede salvar.
Que tengas una hermosa semana junto alos tuyos.
Boca Juniors, Siempre!
Abrazo fuerte.

Santiago Diaz Valdez dijo...

Adal.Heroico sobreviviente. Heroe del Silencio
Gracias por este transito glorioso a las artes de las letras.
gracias por dejarnos tanto.,
Vos sos miles de gotas en mi mar.
Gracias por ello.

Sabras de que se trata,.
sos gotas, miles de mares.
Sabelo.

Santiago Diaz Valdez dijo...

ADAL.

............

LADRAN SANCHO...SEÑAL QUE CABALGAMOS.

TE ABRAZO CON EL APOYO. AUN EN EL DIFERENDO.

Panchy dijo...

Mi querido amigo Adalberto, no sabes la alegría de volver a encontrarme contigo y saber que sigues ahí , como yo, entregandote el mismo cariño de ya hace unos años.
Reciba el más cariñoso de losa braciots y esperando que la familia este muy bien.
El cuanto precioso, un relato digno de leer mil veces.
Te quiero muchisimo.
Mil besos

Anónimo dijo...

Titi
te dejo algo para leer que salio en pagina12.
es muy interesante, le saca la careta a los agrogarcas de la mesa
de enlace.
besote
"la suiza"


Entrevista a Daniel Martinelli, un productor sojero que se opone a la Mesa de Enlace
“Esto no se lo hicimos ni a Menem”

Fue presidente de la Federación Agraria de Córdoba entre 2002 y 2005. Afirma que el nivel de las protestas es desmedido y remarca que no es decoroso cortar las rutas en plena época de cosecha y seguir trillando mientras los camioneros no pueden trabajar.

“En mi pueblo la gente del campo rechaza fuertemente mi posición”, afirma Martinelli.

Daniel Martinelli es un productor agrícola de 48 años que siembra soja en 280 hectáreas propias al sur de Río Cuarto y en otras 220 que alquila en el norte de Santiago del Estero. Fue presidente de la Federación Agraria de Córdoba y miembro del Consejo Directivo Central entre 2002 y 2005. La semana pasada generó revuelo en su provincia cuando declaró a un diario local que los sojeros “no podemos pretender ganar siempre tanto”. En diálogo con Página/12 explicó por qué no está de acuerdo con la protesta: “El reclamo principal hacia mis pares es que esto que hemos hecho ahora no se lo hicimos ni a Menem. En la década del ’90, tratábamos de movilizarnos y la mayoría no participaba, pese a que nos endeudamos, nos descapitalizamos y quedaron en el camino más de 100 mil productores. Ahora eso no está ocurriendo. Los sojeros nos hemos desendeudado, nos capitalizamos y algunos también hemos podido comprar tierras”, afirmó.

–¿Cuándo comenzó a oponerse a las protestas de la Mesa de Enlace?

–Tengo diferencias con la metodología desde el 11 de marzo de 2008. La movilización se genera a partir de un problema con la soja y para serle honesto es el cultivo que menos problemas tiene en la Argentina. Por eso no estuve de acuerdo con las movilizaciones del año pasado y no estoy de acuerdo ahora. No me parece justo un reclamo de semejante magnitud. Creo que las entidades deberían haber negociado de otra manera.

–¿Cuando critica la metodología se refiere a los cortes de ruta?

–El año pasado el lockout fue muy agresivo con la sociedad. Por ejemplo, en el piquete de Río Cuarto le impidieron el paso a camiones con tomates y esa mercadería se terminó pudriendo, mientras nosotros teníamos la soja guardada en los silobolsas. Este año no se llegó a ese nivel de violencia, pero me parece que hay que tener un poco de decoro porque estamos en plena cosecha. Estamos todos trabajando. ¿Cómo le explicás a la sociedad que vos hacés un paro pero seguís trabajando? Todo el mundo sabe cuál es la dinámica del campo. Los camioneros se quejan con razón. Saben que nosotros seguimos trillando mientras ellos no pueden trabajar y entonces piden que dejemos de trillar, pero es imposible porque cuando la cosecha está lista hay que cosecharla. No podés esperar una semana. Por eso digo que los productores tendríamos que haber tenido un poco más de decoro.

–Los dirigentes afirman que ahora la situación es peor que la del año pasado porque los rindes fueron muy afectados por la sequía y remarcan que el negocio de la soja es inviable con una retención del 35 por ciento.

–La sequía es un dato de la realidad que no se puede negar. Los rindes en muchos lugares se vieron afectados, pero justamente por eso tenemos que poner el eje de la discusión en otras cosas y no en las retenciones porque al productor que perdió la cosecha no le sirve de nada que haya menos retenciones. Las retenciones son un instrumento de política económica y para mí deberían estar segmentadas, pero insisto en que ése no debe ser el eje de la discusión ahora. Lo que hay que discutir, región por región y producto por producto, son las rentabilidades y ahí vamos a tener un dato más real de qué es lo que está pasando, incluso con la soja. Circunscribir todo a las retenciones es un error y más grave lo es en el caso de Federación Agraria que tiene una historia de casi cien años, muy rica en propuestas. La conducción de la entidad quedó entrampada en la Mesa de Enlace y cometió equivocaciones muy gruesas como, por ejemplo, haber firmado una solicitada en contra de la intervención del Estado en el comercio exterior de granos, que es una bandera histórica de la entidad.

–Usted dice que hay que hablar de rentabilidad, ¿qué rinde está dando la soja ahora?

–La seca es muy dispar. En algunos departamentos hay lugares donde hay buena cosecha y otros donde la producción quedó afectada. Por eso hay que hablar de los rindes de inflexión. Si sos el dueño del campo, necesitás 10 o 12 quintales por hectárea para cubrir los costos y en un campo alquilado el rinde de inflexión es de 22 quintales. Donde hubo seca no se va a llegar a 22 quintales y tal vez no se llegue a los 12 quintales, depende de cuán afectada esté la zona.

–¿Y dónde no hubo seca?

–Hay rindes de hasta 35 quintales por hectárea. No se puede decir que a todo el mundo le rinde 35 quintales, pero se llega a eso.

–Si bajar las retenciones no le sirve al que perdió su producción, ¿qué es lo que se debe discutir?

–Hay una ley de emergencia agropecuaria que debe ser modernizada y los productores que sufren las inclemencias del tiempo deben tener asistencia estatal. Eso debe ser parte de una política integral. Debe haber diálogo entre las partes, pero no con el revólver cargado apuntando. Se debe generar un ámbito para discutir una política agropecuaria. No sólo para la soja sino también para todas las otras producciones y para las economías regionales, sino seguiremos siendo un país soja-dependiente y esto no creo que vaya a ser para toda la vida. Las consecuencias del monocultivo son reales.

–¿A qué consecuencias se refiere?

–Tiene consecuencias negativas en todo aspecto. Una es la degradación del suelo, que sólo se puede ir corrigiendo con aportes de fertilizantes y un manejo adecuado, pero hay otro problema mucho más grave y es que el monocultivo lleva a la concentración de la tierra. La concentración en el sector agropecuario lleva a la despoblación y al desierto. Una vez que se termine el negocio de la soja no sé como se puede llegar a reconstruir el ámbito agrario a lo largo y a lo ancho del país.

–¿Usted es la oveja negra de los campos cordobeses, no?

–Me dieron algún espacio en el diario de Córdoba por mi trayectoria, pero en mi pueblo la gente del campo rechaza fuertemente mi posición desde marzo del año pasado. Lamentablemente estoy sólo.

–¿Son discusiones civilizadas o sufrió algún tipo de agresión?

–No he tenido escraches, pero discutir este tema es muy difícil. Hay un cierto grado de intolerancia. Hoy (por el viernes) en el diario de Córdoba salió una nota de la Federación Agraria de Río Tercero diciendo que yo no puedo hablar porque soy kirchnerista. La verdad es que nunca milité en el kirchnerismo, pero comulgo con el modelo que se está llevando adelante. Creo que hay que hacerle muchas correcciones en cuanto a la política agropecuaria, pero el reclamo principal hacia mis pares es que esto que hemos hecho ahora no se lo hicimos ni a Menem. En la década del 90, tratábamos de movilizarnos y la mayoría no participaba, pese a que nos endeudamos, nos descapitalizamos y quedaron en el camino más de 100 mil productores. Ahora eso no está ocurriendo. Los sojeros nos hemos desendeudado, nos capitalizamos y algunos también hemos podido comprar tierras. Con mi hermano, en cinco años hemos crecido lo que a mi padre como agricultor le hubiera llevado cinco vidas.

–¿La rentabilidad de los últimos años fue tan alta comparada con otros períodos de la historia?

–No hay duda de que la rentabilidad fue extraordinaria. En el 2001 sembramos cuando estaba vigente el 1 a 1 y luego se nos pesificó la deuda y vendimos nuestra producción con un 3 a 1. Además, los precios internacionales empezaron a subir. Salvo en un período de 2004, la tendencia fue alcista, sobre todo en el caso de la soja. Hubo una toma de ganancias enorme y el esfuerzo individual que tuvimos que hacer nosotros es ínfimo comparado con el que tuvieron que hacer nuestros viejos debido al avance tecnológico. Por eso yo dije que los grandes productores no pueden pretender ganar tanta plata durante tanto tiempo sin ser solidarios. Lo que quiero es apelar a la memoria. Me parece que es muy desmedido lo que se ha hecho. En el campo criticamos durante muchos años los paros que le hacía Ubaldini a Alfonsín porque no lo dejaba gobernar. Y Alfonsín se tuvo que ir mal. Hoy creo que estamos en una situación similar. Hay un cerrojo que no deja avanzar. Es cierto que el Gobierno no se manejó bien. Hubo algunas palabras que encresparon los ánimos, pero tampoco eso justifica que se siga tanto tiempo con la protesta.

–¿Esta discusión usted la sigue dando dentro de Federación Agraria?

–Después del voto de Cobos me acerqué a la filial y dije que era el momento de retirarse de la Mesa de Enlace, pero no me dieron bolilla. Me dijeron que no podían romper la unidad del campo, pero éste es un frente para muy pocos. Es un frente para sacar las retenciones. La Federación Agraria no puede estar en eso. La pinza entre la Sociedad Rural y los autoconvocados nos llevó a un camino sin salida. Los dirigentes de Federación Agraria van a tener que dar muchas explicaciones. No ha habido debate interno y pasamos a ser funcionales a un sector que no sé si quiere el bien de todo el país.

–También terminaron siendo un ariete de la oposición.

–La oposición encontró un palenque muy bueno en este reclamo. Fíjese lo que pasó en la fiesta del trigo en Leones. Estaba toda la oposición política y el presidente de Federación Agraria les pidió que se unan para derrotar al Gobierno. El acto de Leones no fue de protesta gremial, fue un acto de la oposición.

–¿Qué grado de movilización hubo en su zona durante esta última protesta?

–Fue infinitamente menor a la del año pasado.

–¿Se volvieron a cortar rutas?

–Los primeros días hubo algunos intentos que demoraron un poco el tránsito, pero en realidad no, por lo menos en la zona centro de Córdoba.

–¿La ciudad sigue apoyando?

–No es el mismo apoyo que había antes. La gente se está dando cuenta de que esto es algo que no tiene fin. Después de un lockout por tiempo indeterminado, ¿qué es lo que hay? Para mí el abismo. Hay una actitud que ya raya lo irresponsable y la sociedad lo empezó a ver.

–¿Hay críticas o hay indiferencia?

–Córdoba es una provincia donde el gobierno nacional no tiene demasiado apoyo. A lo mejor hay mucha gente que saldría a decir basta con el quilombo del campo, pero no lo hace porque tampoco quiere aparecer defendiendo al gobierno nacional.

IndeLeble dijo...

Adal que gusto poder volver a tu blog Ese cuento me lo llevo esta noche decumple para ponerlo debajo de mi almohada y me entibie el alma ...
Besos bosteros

LESLIE dijo...

Me encanto!!!!! q cuento mas bien logrado, con una moraleja impresionante! gracias Adal por ponerla, nunca habia oido de este autor pero sin duda un cuento muy bonito.... hmmmm asi q juega mi seleccion contra la tuya? hay seguro nos van a ganar jajajajajajaaj asi q no te apuesto nada :) un besote amigo del alma! te cuento q me voy a Bolivia por 2 semanas pasado mañana...... como comprenderas estoy mas q feliz.

RosaMaría dijo...

Qué preciosura de cuento! Pero como se me pasó el sueño quiero que me lo cuentes de nuevo. Un abrazo cariñoso

DULCE dijo...

Que alegria encontrarte!!!!
Que alegria poder dejar unas palabras!!!!
Hermoso cuento, me gustan los cuentos que dejan moralejas.
Me has abandonado....ya no me visitas, pero te quiero igual!
AGUANTE BOQUITA!
Te dejo besos y mates calentitos.
Me voy con Creedance, temazoooooooooo!!!!!!!!!
Dulce

Abril Lech dijo...

Maravilloso. Necesitaba tiempo para leerlo y acabo de tenerlo. Los cuentos rusos ¡Me encantan! Me atrapan y enloquecen. Voy a volver para leerselo a Maquitos. ¿Y usted cómo anda Hippie?

momo dijo...

Adal, sólo me faltaba el pijama.
Ahí estaba leyendo el cuento y los ojos se me iban cerrando.
Aunque pase el tiempo , y no sepamos , me gusta venir a verte, amigo.
Un abrazo

• Semilla de libertad • dijo...

¡Me encantan los cuentos! Sean rusos, italianos, sean de donde sean... y hacía mucho no leìa uno. Gracias Adal querido!
Estos días hay un sol enorme en mi ventana, y esa tristeza de la que hablaba se fue, como el verano... lentamente. Gracias por los buenos deseos y las palabras que acarician el alma. Espero que andes bien querido amigo,

un abrazo fuerte!

Belén

lully desnuda dijo...

Hola mi apreciado Adal!!

No me he dormido con este cuento y antes por el contrario, estuve muy atenta a la lectura. Bueno, he hecho de modo tal que me lo contabas a mí. No lo había leído, es un cuento con profundidad, esperemos que no nos toque jamás estar acompañando a ese soldado que aún puede estar inclusive por nuestros senderos. La muerte es inesperada pero todos debemos cumplir etapas, es la Ley de la vida que, nos deja vacíos cuando alguien cercano parte. Lo experimenté con mi padre divino que espero esté en la perfecta armonía.

Besitos por montones por este gran regalo ruso de cuento tan especial.

MonikaMDQ dijo...

Gracias por tus lindas palabras en mi blog querido amigo Adal, siempre estás acompañándome en las tristezas y en las alegrías. En verdad gracias!

POr cierto hablando de alegrías, ayer fue el cumpleaños de nuestro querido club Boquita, 104 años de amor y sentimiento!

te dejo un beso grande y gracias por tu abrazote virtual, creeme que me llegó y agradó mucho, sos una gran persona.

Pat dijo...

Habrá justicia???
Saldrá la nueva ley de radiodifusión???
espero que si
por el bien de la salud mental de los que vienen...

Estoy repodrida de estos (periodistas) tipos que a cada instante hacen abiertamente una campaña opositora y dicen que no hay libertad de prensa, bla bla bla y mienten y mienten y mienten, y juegan con la "inteligencia de la gente" y juegan y juegan y juegan...
gane quien gane las lesgislativas esto seguirá... y dudo que continúe bien...

"NO ME SIRVE TAN SABIA TANTA RABIA"

no creo que esto siga bien... y es lo que están buscando los estúpidos cipayos de los medios...
después se quejan de la inseguridad, su propia inseguridad,
reitero lo que te vengo diciendo hace mucho tiempo....mucho...
"estos tipos terminan mal"
hay mucha gente repodrida de que la tomen de boluda con la noticias de mala leche....

créeme hay mucha gente podrida de estos tipos...

somos boludxs y pacientes pero no tanto como ellos creen...

::::::::::::::::::

PD: No soy la única que no puede entrar a los blog ¿viste?