ADAL EL HIPPIE VIEJO
Escudo Peronista Pictures, Images and Photos
HISTÓRICO -Octubre 2011-: con Cristina vamos por el tercer gobierno peronista consecutivo.

17 feb. 2014

Habla el relator militante

.

Fue uno de los hombres del verano. Tuvo un rol protagónico en la insólita trama de las negociaciones por el nuevo manejo del Fútbol Para Todos que el Gobierno quiso poner en manos de Marcelo Tinelli hasta que el prestigioso conductor pidió su cabeza. La historia quedó como al principio y Javier Vicente, "el relator militante", le sigue poniendo su particular tono a los relatos de las transmisiones estatales. En una charla con el programa Rock and Ball, el periodista dejó varias frases que confirman su "orgullo kirchnerista":


-¿Cuándo empieza su historia con la militancia?

Yo soy un militante político de toda la vida. Siempre dentro del peronismo y del espacio popular y nacional. En la vuelta de la democracia empecé a militar en la Unión de Estudiantes Secundarios. Fui secretario general de la Unión de Estudiantes Secundarios de Capital en el 83 y a partir de allí siempre militando en el peronismo. En los tiempos del menemismo estuve cerca de lo que fue el armado del Frepaso con Bordón. Volví al seno del peronismo más tradicional una vez que Néstor comenzó a gobernar el país. Porque para mí lo más peronista que ha habido desde Perón han sido Néstor y Cristina.

- ¿Es consciente que del otro lado había gente que no estaba de acuerdo con su postura y lo criticaba por sus relatos?

Sí, yo elegía mantenerlo porque en estos casos es imposible lograr la uniformidad. No todo el mundo coincide con lo que dice Víctor Hugo Morales o lo que dice Jorge Lanata o, mismo, con lo que dice Javier Vicente. Lo importante es que yo lo hice en el marco de una pluralidad. Me parece que no es para ponerse mal y sonrojarse que en el marco de la pluralidad haya un lugarcito para alguien que reivindica las políticas nacionales y populares y el sentido del FPT.

-¿Cómo ve a la juventud con el FPT?

Para mí es maravilloso el proceso que está viviendo la Argentina en los últimos 10 años. El rescate de la política, el compromiso social. A mí me gustaría ser pibe para ser parte de La Cámpora.

-¿Qué significa para usted el Fútbol para Todos?

El proyecto es un antes y un después. Una verdadera bisagra en la comunicación popular de la Argentina. Porque el Fútbol Para Todos fue al mismo tiempo una decisión comunicacional, cultural y política de inclusión social extraordinaria. Había millones de argentinos que quedaron afuera de consumir el fútbol por televisión, que es la pasión de los argentinos. El hecho cultural trascendente de cada fin de semana, el esparcimiento favorito de nuestra gente y les había sido negado el acceso. Por eso creo que el FPT fue embrionario. Una demostración de lo que eran capaces de hacer los monopolios y de por qué se discutía el rol de los monopolios en la Ley de Medios.

-¿Cree que el producto puede mejorarse?

El producto en sí mismo se puede mejorar. Todas las posibilidades y proyectos que haya alrededor de ellos son bienvenidos. Se puede mejorar la artística, las transmisiones y también lo periodístico. En ese sentido yo estoy abierto a los cambios.

-¿Cuál es el objetivo de su discurso?

Lo que yo hice durante este tiempo en FPT fue resaltar el proyecto. Reivindicarlo desde el relato mismo y al mismo tiempo ser parte de lo que fue la gran discusión en la Argentina sobre la Ley de Medios. Hoy creo que una vez saldada esa discusión por la Corte Suprema de Justicia creo que viene otra etapa distinta para mi relato. Que tiene que ver con rescatar la cultura nacional y popular que a su vez es un relato de aquellos viejos periodistas deportivos que también tenían compromiso. Pienso en Luis Elías Sojit, Panzeri y otros que un poco fueron olvidados adrede por la hegemonía del periodismo deportivo neoliberal, como yo le llamo.

-¿Hubiera sido correcta la inclusión de otros periodistas?

En la medida de que sea un aporte, no invalidaba lo que se estaba haciendo. Porque tampoco estamos hablando de gente que no es capaz, sino todo lo contrario. Estamos hablando de profesionales muy capaces: Sebastián Vignolo, Mariano Closs, Juan Pablo Varsky. Es cierto que por ahí son parte de un modelo diferente al que uno expresa, pero somos capaces de convivir todos dentro de un mismo proyecto y yo creo que venían a hacer un aporte muy valioso. Yo creo que FPT es un campo en donde pueden vivir todos, cada uno con su impronta, estilo y con su ideología. Lo que no hubiese estado bueno es que un sector de este periodismo deportivo homogeneizara todo en detrimento de otros.

-Usted quedó en un lugar incómodo mientras se debatían los cambios

Se creó una suerte de linchamiento mediático. Es obvio que quedaron cuentas pendientes. No es casualidad que hace un tiempo atrás nos denunciaran a mí y a un grupo de periodistas. Como fue aquella famosa denuncia que se hizo contra Roberto Caballero, Sandra Russo y contra mí. Pero una vez más vimos que hubo un linchamiento mediático; para mí, para Alejandro Apo, incluso para Marcelo Araujo y Julio Ricardo. Que uno puede analizar en el marco de la continuidad, pero que sus trayectorias son infinitamente respetables.

-¿Pero en el caso de ellos no sintió que era por otras cuestiones?

En el caso nuestro, de Alejandro y mío, se discutía nuestra política. Nadie discutía si yo le erro a los jugadores, o si no tengo un idioma fluido o una forma de expresarlo claro. Estaba en cuestión si estaba permitido o no explicitar desde el lugar del que hablo. Dejar en claro que yo soy esto y soy parte del proyecto nacional y popular. En este sentido había discriminación ideológica.

-¿Está de acuerdo con la idea de Hebe de Bonafini de que el Fútbol para Todos es para hacer política?

La afirmación de Hebe fue, justamente, el rescate de una frase de Néstor. Comparto absolutamente lo que dijo Néstor cuando se tomó la decisión de impulsar el FPT.

-¿Cree que Marcelo Tinelli y la gente que venía al FPT no entendió el concepto de lo que es?

Sí, pienso que cuando ellos plantearon la despolitización, estaban poniendo un poco en cuestión el origen mismo del FPT. Pero creo que lo hacían desde un lugar que pensaban sanamente en hacer un aporte. Imaginaban que despolitizándolo, si bien despolitizar también es una forma de hacer política, iban un poco a contramano de lo que fue el proceso originario de FPT. Sin embargo, no creo que invalide para nada el aporte que hubiera hecho Marcelo Tinelli en el Fútbol para todos.

- ¿Si cambiase el Gobierno, usted seguiría en Fútbol Para Todos?

Sí, yo reivindico el proyecto de FPT y lo básico que es que sea gratuito. Mientras siga siendo gratuito, abierto y para todos me van a tener apoyándolo. Pero cuando deje de ser inclusivo y vuelva a ser una mercancía, me van a tener del lado de enfrente.

data

.

.



No hay comentarios.: