ADAL EL HIPPIE VIEJO
Escudo Peronista Pictures, Images and Photos
HISTÓRICO -Octubre 2011-: con Cristina vamos por el tercer gobierno peronista consecutivo.

26 ago. 2010

CRISTINA, PAPEL PRENSA, CLARÍN, LA NACIÓN, FRAUDE, DÍA HISTÓRICO

.
.
.
LA PRESIDENTA CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER ANUNCIÓ DENUNCIAS JUDICIALES Y EL ENVIO DE UN PROYECTO AL CONGRESO POR PAPEL PRENSA

“Existe un poder por encima de las instituciones”

Con fuerte tono crítico, revelando detalles de extorsión contra los Graiver, Cristina Kirchner instruyó para que se eleve a la Justicia la denuncia por la apropiación de Papel Prensa. También enviará al Congreso un proyecto para regular el sector.



La presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó en sociedad el informe Papel Prensa: La Verdad. A partir de una investigación que consta de 26.000 fojas, realizada por una comisión investigadora constituida al efecto, la mandataria denunció la apropiación ilegal de la papelera, en 1976, por parte de los accionistas privados Clarín, La Nación y La Razón en connivencia con los responsables de la última dictadura militar. Fernández de Kirchner instruyó al procurador del Tesoro, Joaquín Da Rocha, y al secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, a presentar las demandas judiciales que correspondan.

“Después de leer este informe, me quedó un sabor amargo y la certeza de que existe un poder que está por encima de la primera magistratura. Desde hace décadas que existe un poder que intenta subordinar al Estado a sus intereses. Esto lo pude ver en todo el expediente. Lamento decirle a ese poder que no seré funcional a sus intereses”, manifestó la Presidenta, en un claro mensaje hacia las empresas involucradas dentro del informe.

Por otro lado, la mandataria anunció que enviará al Parlamento un proyecto de ley para crear un nuevo marco regulatorio para la producción, distribución y comercialización del papel para diarios, declarando esta actividad como un servicio público.

Antes de que comenzara el acto, el clima que se vivía dentro de la Casa Rosada era de euforia, pero con la “conciencia de que algo relevante estaba por suceder”, tal como graficó a este diario el diputado Mariano West (FpV). “Es un día de gloria”, se le escuchó decir a Gabriel Mariotto, titular la autoridad de aplicación de la nueva Ley de Servicios Audiovisuales. En las paredes del Salón de los Patriotas Latinoamericanos se colocaron recortes de los diarios Clarín y La Nación del año 1977, los cuales hacían mención a la operación de Papel Prensa. Sobre el escenario podían verse las 26.000 fojas de la investigación.

En primera fila estuvieron sentados los principales testigos del caso, los cuales ya prestaron declaración testimonial ante la Secretaría de Derechos Humanos: Lidia Papaleo, viuda de David Graiver; y Rafael Ianover, ex vicepresidente de Papel Prensa y testaferro de Graiver. Junto a ellos estaba el diputado y titular del PJ, Néstor Kirchner, Guillermo Moreno, que encabezó la investigación, y Osvaldo Papaleo, hermano de Lidia. Del encuentro también participaron todos los ministros del gabinete, gobernadores y empresarios (ver aparte).

“En un editorial del domingo pasado, Clarín publicó que ‘el Gobierno avanza en Papel Prensa para controlar la palabra impresa’.

"En abogacía tenemos un dicho, a confesión de partes, relevo de pruebas. O lo que en psicología se llama proyección. Uno infiere que quien controla el papel, controla la palabra. Papel Prensa (cuyos accionistas mayoritarios son Clarín y La Nación) es una empresa monopólica. Por eso coincido con lo que dice el multimedio”, afirmó, con ironía, Fernández de Kirchner.

Según denunció la Presidenta, Lidia Papaleo, viuda de David Graiver, ex dueño de Papel Prensa y signado como banquero de los Montoneros, fue obligada a vender las acciones de la papelera (las que le correspondía por la sucesión) el 2 de noviembre de 1976. “Lidia debía presentar un escrito ante el juez de menores, en representación de su hija, que era menor de edad. Pero el magistrado nunca aprobó la venta. Sin embargo, a los cinco días de firmar el último papel, la detienen”, contó Fernández de Kirchner. Eso fue en marzo de 1977.

“¿Por qué tuvieron que mantener en libertad a Papaleo de Graiver hasta firmar la venta?”, se autopreguntó la Presidenta. “Para evitar que la compañía cayera en manos de la Comisión Nacional de Reparación Patrimonial (Conarepa), que era el órgano que se quedaba con los bienes de ex funcionarios y otras personas investigadas. Todo el patrimonio de los Graiver quedó en la Conarepa, salvo Papel Prensa”, se respondió Fernández de Kirchner.

Los accionistas privados de Papel Prensa argumentan que Papaleo de Graiver y Ianover vendieron sus acciones por propia voluntad y que su secuestro nunca estuvo relacionado con Papel Prensa. Para realizar esta argumentación se basan en una investigación realizada en 1986 por el fiscal nacional de investigaciones administrativas, Ricardo Molina. Incluso afirman que “nunca se relacionó la compra de Papel Prensa con la dictadura militar, salvo hasta ahora, donde el Gobierno mantiene una clara puja con los diarios”, indicaron a Página/12 voceros de los accionistas privados.

Sin embargo, el tema no es nuevo. Durante el acto de ayer, Beatriz Paglieri, directora por el Estado de Papel Prensa, mencionó como antecedente el libro “Los cerrojos a la prensa”, del fallecido Julio Ramos, ex dueño de Ambito Financiero.

Según dejó trascender Alberto González Arzac, encargado de redactar el informe, la causa que tramitarán Da Rocha y Duhalde estará enmarcada en los crímenes de lesa humanidad, ocurridos durante la última dictadura militar.

La segunda denuncia de la Presidenta estuvo relacionada con un pacto de sindicalización, firmado por Héctor Magnetto, BartoloméMitre y Patricio Peralta Ramos. “Era el corazón de la toma de decisiones dentro de Papel Prensa. Se comprometían a actuar en conjunto, a tener siempre la misma posición y lo más grave de todo, no podían adoptar medidas que perjudicaran a ninguna de las empresas controlantes”, argumentó Fernández de Kirchner.

A partir de este “pacto de sindicalización”, el Estado denunció que Papel Prensa le cobraba un precio diferencial a sus accionistas privados, en detrimento de los diarios del interior. Este pacto fue comunicado a la CNV recién este año. De todas maneras, el Ejecutivo encontró pruebas de su existencia en la Inspección General de Justicia, dentro del expediente sobre la quiebra de La Razón. Esta información aparece en el informe presentado ayer.

Para evitar un nuevo “pacto”, el Ejecutivo enviará al Congreso un proyecto para declarar como servicio público la producción, distribución y comercialización del papel para diarios. El objetivo central de esta normativa buscará darle un trato igualitario a todos los diarios del país. A su vez, buscará ampliar la capacidad de producción de Papel Prensa para que no haya más importación. Con esta jugada, la Presidenta obligará a todo el arco opositor a discutir sobre un proyecto esencial “para la libertad de prensa”, tal como fue definido por la propia mandataria. También se propondrá la creación de una comisión bicameral de control.

“Con la Justicia por un lado, y el Parlamento por el otro, estamos confiados en que la democracia pueda pasar esta prueba. Queremos una democracia sin tutelaje y una sociedad sin miedo”, concluyó la mandataria.



Notable y con un final emocionante fue la exposición de Cristina sobre la empresa Papel Prensa-el estado tiene el 27% de las acciones-.
Brilló a gran altura nuestra querida Presidenta.

a full con Cristina para el 2011!!!

Adal


info aquí





.

.
.
"Los días más felices siempre fueron peronistas"



Según la CEPAL-no lo digo yo-, los años 1948, 1973 y

2008 fueron los mejores de la economía argentina.


Se trata de 1948, 1973 y 2008; períodos que se

ganaron una página central en la historia

económica del país, alentados en gran parte por

los precios externos de intercambio que llegaron a

picos históricos. A sólo un paso de atravesar las

puertas del Bicentenario, renacen los debates en

torno de las políticas económicas implementadas

y el modelo de desarrollo a profundizar.

El informe que presentó la CEPAL, a partir de los

datos del Ministerio de Economía, no contenía

más que gráficos duros, desprovistos de

valoraciones. “En 1948, 1973 y 2008 la evolución

de los términos de intercambio mostró sus

valores más altos en favor de la Argentina”. Es

decir que los precios de las exportaciones del país

llegaron a su pico más elevado en relación con los

precios de los productos que importábamos.

Casualmente, estos tres años de bonanza

internacional coinciden con gobiernos peronistas

al poder, lo cual bastó para despertar antiguos

debates, que de cara al Bicentenario toman una

resonancia todavía más sustantiva.

“Dios no es sólo argentino, sino también

peronista.” Con esta frase, el ex secretario de

Hacienda de Raúl Alfonsín y director de la

consultora Econométrica, Mario Brodersohn, abre

su diálogo con Buenos Aires Económico. El

economista mantiene la teoría de que el

peronismo no supo aprovechar el contexto

favorable internacional y asegura que “los

radicales tuvieron mala suerte” con las

situaciones externas que les tocó afrontar.

Mario Rapoport, economista e historiador, descree

de esta visión y sostiene que “el peronismo, más

allá de los términos de intercambio, tuvo que

afrontar situaciones muy desfavorables en su

historia”. Además, subraya que en los primeros

dos gobiernos radicales los panoramas

económicos internacionales fueron “muy

positivos”.

En ese sentido, también Aldo Ferrer, economista y

director editorial de Buenos Aires Económico,

señaló que “las mejoras en los términos de

intercambio para el país no implican un traslado

automático a un desarrollo interno”.

“El contexto internacional, favorable o no, no

implica necesariamente el acierto en las políticas

y rumbos económicos que el país adopte”, agregó

el ex ministro de Economía.

Más allá de las discusiones, estos tres años, con

Juan Domingo Perón al gobierno en el primero y

segundo caso (este último con la participación

inicial de Héctor Cámpora), y a Cristina Fernández

de Kirchner al mandato en 2008, se mantienen en

el pedestal de valores macroeconómicos, tanto

por la planilla de términos de intercambio como

por los índices de crecimiento del PBI y por las

políticas de redistribución de la riqueza.

El mítico ’48. En el imaginario colectivo, pero

también en los gráficos y estudios, 1948 se

posiciona como uno de los años de mayor

bonanza para la economía argentina. El análisis

que presentó Brodersohn, a partir de los datos de

la CEPAL, posiciona este año donde los precios de

las exportaciones argentinas alcanzaron,

relativamente, su nivel más alto respecto de los

valores de las importaciones. “En la etapa

alfonsinista los términos de intercambio fueron

de la mitad de los de 1948″, enfatiza el

economista para abonar su teoría.

Más allá del contexto internacional, este período

del primer gobierno de Perón se mantiene en el

pedestal de la economía, porque fue por aquel

entonces cuando los salarios reales crecieron un

62 por ciento en los primeros tres años de su

mandato y se direccionó buena parte del crédito

bancario barato al fortalecimiento de la industria

nacional.

El crecimiento de la economía rondaba tasas

cercanas al 10 por ciento, de la mano del cambio

en el modelo económico, para ingresar

definitivamente en la etapa de sustitución de

importaciones. “Incluso en los años económicos

adversos de 1952 a 1955 Perón supo sostener la

participación en torno del 50 por ciento de los

asalariados en el ingreso nacional”, reconoce

Brodersohn.

La década del 50 encontró a la Argentina con más

de siete millones de obreros, de los cuales cerca

del 70 por ciento estaba sindicalizado. Ya para

1952, nuestro país mostraba el índice de nivel de

vida más alto de toda la región latinoamericana.

En 1954, los obreros argentinos alcanzaron el 50,8

por ciento de la distribución del ingreso nacional,

logrando así la mayor participación de este sector

de toda la historia.

Tanto en 1948 como en 1973 y 2008 se registra un

denominador común que atraviesa estas etapas

tan distantes de la economía: Una crisis posterior

al fuerte crecimiento, impulsada por factores

externos a las políticas económicas locales.

En 1949 Estados Unidos suspende su comercio

con la Argentina, principalmente de combustibles

y maquinarias para la industria, se genera una

caída en las exportaciones agrícolas, agravada por

la sequía que llegaría promediando el año, y que

se repetiría en 1952. El panorama empuja, a su

vez, al crecimiento de los precios de algunos

productos básicos del mercado interno.

En 1973, también un año en que los valores de

intercambio se mostraban positivos y las

políticas comenzaban una tendencia de

redistribución económica, estalla en octubre la

crisis del petróleo, que alienta el ya debilitado

dólar. Entre el ‘73 y el ‘74 el PBI creció un

promedio de casi el 6 por ciento. El proceso

terminó de caerse con el “rodrigazo” de 1975,

dando paso a una de las etapas más tristes y

dolorosas para la sociedad argentina, tanto en

términos humanos como sociales y económicos,

como lo fue la última dictadura militar.

Finalmente, después del 2008, se sucedió la crisis

financiera internacional de 2009, que todavía

sigue causando serios dolores de cabeza,

principalmente para la Eurozona y sus países más

dependientes. Aunque la Argentina sufrió en parte

el embiste que hizo temblar las economías del

mundo, los valores macroeconómicos del país

para 2010 se muestran mucho más alentadores de

lo que se auguró meses atrás.

Hasta el 2008, la Argentina mantuvo un

crecimiento de la economía ascendente, que

comenzó en 2003 y que, dado el sostenimiento en

el tiempo y su duración, marcó un nuevo récord

histórico para la economía del país.

Deudas pendientes. Los cumpleaños, incluso los

de la Patria, son siempre un disparador para

evaluar lo que se hizo, pero también lo que faltó

hacer. El Bicentenario, en línea con lo que plantea

desde hace meses la presidenta Cristina

Fernández, parece estar sentando algunos

conceptos como indiscutibles, o al menos ésa es

la intención de buena parte de la clase política

dirigente. Entre ellos, la necesidad de fortalecer

continuamente el mercado interno y no volver a

caer en la primarización de la economía.

Aldo Ferrer señala que el “gran desafío” para la

Argentina del Bicentenario es la “inclusión social”.

Un aspecto con el que coincide el historiador

Rapoport y, de alguna manera, también

Brodersohn.
“La causa estructural más importante de

inequidad y exclusión social es la informalidad

laboral”, sostiene el economista director de

Econométrica. Actualmente, de acuerdo con los

datos que difunde el INDEC, el llamado trabajo en

negro alcanza a un 35 por ciento de los

asalariados, un universo bastante amplio, que se

incrementó durante 2009, pero que mantiene una

tendencia a la baja desde que el país comenzó la

recuperación en 2003.

En ese sentido, aunque todavía un tanto

apresurado para llegar a conclusiones, la

Asignación Universal por Hijo está arrojando

resultados que pueden situar al 2010 dentro de la

pelea por el pedestal de los mejores años en

términos de distribución de la riqueza y

crecimiento de la economía.

De acuerdo con el INDEC, la indigencia a partir de

la implementación de esta asignación se redujo

un 68 por ciento, mientras que si se analizan los

números de las provincias este indicador bajó un

54 por ciento.

En el caso de la pobreza, la estadística del INDEC

marca una disminución del 32,6 por ciento, que,

para los números de las provincias, es del 13,1.

En términos de recaudación, el año también viene

marcando un buen paso: en abril el salto

interanual fue del 30,7 por ciento, estableciendo

un nuevo récord histórico, al alcanzar los 30.129,6

millones de pesos. En los primeros tres meses del

año la recaudación ya mostraba esta línea, con

crecimientos que superaban los veinte puntos

porcentuales.

De esta forma, no son pocos los analistas que

auguran para 2010 un año histórico, que también

podría coronarse con la salida definitiva del

default declarado en 2002, lo cual implicará una

apertura a los mercados internacionales de

crédito, que hoy muestran tasas todavía

demasiado altas respecto de otras naciones

vecinas.

Cristina
este blog te apoya!... y va un deseo: que este año sea histórico no solo por el año del Bicentenario
sino por el mejor año de logros obtenidos A PESAR DE TODO!

Adal


data aqui





.
.
.

CRISTINA, SEXO, CHANCHO...Y PUM PARA ARRIBA




Sabemos ¿sabemos? que el chancho es un
mamífero artiodáctilo del grupo de los Suidos-también conocido como cerdo o puerco- que se cría en domesticidad para aprovechar su cuerpo en la alimentación humana y en otros usos.

Ahora bien, sabemos y/o recordamos que allá por Enero-2010 Cristina instaba a la población a...

...distendida y risueña, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner recomendó hoy comer carne de cerdo-había aumento el precio de la carne bovina- porque, aseguró, mejora la actividad sexual. Más aún, prácticamente tentada, dijo que ella personalmente es una gran consumidora de carne porcina y dio por descontado que "es mucho más gratificante comerse un cerdito a la parrilla que tomar viagra".

"Hay que consumir carne de cerdo porque tiene mejores grasas que la bovina y además mejora la actividad sexual"

bueno aquí hago un alto para destacar una noticia que llega desde Santa Fe donde da cuenta que se duplicó el consumo de carne porcina y una de las principales causas atribuidas al crecimiento de este alimento-segun los productores-se debió al consejo de la presidenta Cristina.

¿qué me cuentan amigos?

por de pronto, y para sostener esta estadística, iré mañana a la carnicería de Cacho y cambiaré de bovino a porcino para el fin de semana(me estoy riendo al escribir esto)

me voy cantando despacito una canción del "Puma"Rodriguez...

Deja la luz encendida
quiero mirarte desnuda
ahora no hay ninguna prisa y te amare
de punta a punta
palmo a palmo, beso a beso
así...como imaginaba
los dos en silencio
enredados en la cama.


Les deseo lo mejor!!!

Adal

info aquí



1 comentario:

Adal El Hippie Viejo dijo...

"Las palabras son símbolos que postulan una memoria compartida"
Jorge Luis Borges