ADAL EL HIPPIE VIEJO
Escudo Peronista Pictures, Images and Photos
HISTÓRICO -Octubre 2011-: con Cristina vamos por el tercer gobierno peronista consecutivo.

12 sep. 2011

GLORIA Y LOOR PARA LA GENERACIÓN DORADA. ARGENTINA DERROTÓ A BRASIL EN LA FINAL DEL PREOLÍMPICO

.
.
.
Lejos de conformarse con la clasificación a Londres, Argentina se impuso ante Brasil por 80-75 en la final del Preolímpico de Mar del Plata. Así, la Selección agigantó la leyenda. Una vez más, son de oro.


Un abrazo interminable, un grito sostenido, muchas lágrimas. La imagen del segundo posterior al final del juego resume todos los sentimientos que estuvieron contenidos desde que hace más de cuarenta días comenzó la concentración de la Selección.

La tranquilidad por el deber cumplido, la felicidad por ser nuevamente el campeón del continente americano y la emoción por una nueva página de gloria escrita se cristalizan en la sonrisa de doce gigantes, el cuerpo técnico y ocho mil espectadores extasiados.

El primer objetivo, la clasificación a los Juegos Olímpicos de Londres, estaba cumplido. Sin embargo, faltaba la frutilla del postre y Argentina se dio el gusto. Los dirigidos por Julio Lamas vencieron a Brasil por 80-75 en la final del Preolímpico de Mar del Plata y la fiesta fue completa. Reolímpicos.

Para cerrar el campeonato en lo más alto había que saldar la única cuenta pendiente que a la Argentina le quedaba en el torneo: ganarle al Brasil de Rubén Magnano. El partido no podía darse de otra manera. Era una final. Era un clásico.

Por eso la paridad, la tensión y los dientes apretados fueron una constante. La ventaja de trece puntos de la que llegó a gozar en el segundo cuarto fue un espejismo. Nadie esperaba que un partido definitorio contra el rival de siempre se ganara con amplitud. Costó muchísimo y por eso se difruta más. Se agiganta el sabor del triunfo.

Argentina, como a lo largo de la mayoría de los partidos, combinó pasajes de excelente nivel con otros de menor lucidez. No obstante, este equipo se conoce demasiado a sí mismo y sabe que en el momento que más lo necesite va a aparecer el fuego sagrado que incline la balanza a su favor.
Así fue.

En el momento en que Brasil empezó a sentirse cómodo y sacó seis de luz (56-50), apareció Kammerichs para comandar la recuperación anímica. Lo siguió Scola, que volvió a perforar la red contraria con continuidad, luego de una laguna en su producción. Prigioni tomó la posta y metió un bombazo de tres puntos, que empezó a quebrar la resistencia brasileña. Los últimos minutos fueron eternos, pero tiros libres mediante se consumó la ansiada victoria.

De esta manera, la Generación Dorada consiguió la única estrella que le faltaba a la historia del básquet argentino. Scola, por si fuera poco, terminó como máximo anotador y MVP del torneo.

Ahora irán a Londres en busca de más, porque su talento es imenso, su sed de triunfo es inagotable, su compañerismo es un modelo a seguir y su amor por la camiseta argentina, eterno.

No se vayan nunca.





Adal



data


Enlace




http://3.bp.blogspot.com/_oe1h1BC2TNg/TN9xrOll9kI/AAAAAAAAA88/HK0gXCV8x9M/s1600/2.jpg
Contacto
Image Hosted by ImageShack.us

adalbertoesdeboca@hotmail.com ----------

No hay comentarios.: